01#YoTeEscucho y comprendo la petición de Maximino que regresó deportado y comprobó que no hay ningún programa social federal que impulse la actividad económica de migrantes deportados.

El Estado Mexicano tiene que asumir esa responsabilidad, porque nuestra gente sí quiere y puede trabajar, pero es evidente que no hay condiciones en nuestra tierra para hacerlo, por eso se van; y cuando los obligan a regresar demuestran que sí pueden emprender pero sería mejor con apoyo que les guíe en las primeras etapas.

Cuando fue deportado hace 10 años, Maximino optó por abrir un negocio de frutas en la calle Libertad del municipio Santa María Atzompa.

Es su fuente de ingreso para subsistir y sacar adelante a su familia: su esposa Reyna y sus hijos, Maximino y Luna Victoria.

Como él, hay muchos paisanos que optan por irse al vecino país del norte ante la falta de oportunidades, de trabajos bien pagados.

Pero esto va cambiar con Andrés Manuel López Obrador en la presidencia de la República y diputados federales, como un servidor, en el Congreso de la Unión.

#JuntosHaremosHistoria.

02

03

­